miércoles, 25 de julio de 2007

Una computadora por chico ¿es posible?

En estos días podemos apreciar en los medios nacionales la etapa propagandística del proyecto una computadora por niño, impulsado originalmente por Nicholas Negroponte al que en la actualidad se ha sumado la competencia de INTEL con su propia laptop.
El proyecto OLPC, por la sigla de su nombre en inglés:
One Laptop per Child, ha recibido el aval de Naciones Unidas. Su misión es el diseño y desarrollo de una pequeña computadora tipo laptop de bajo costo, que sería distribuida entre los países signatarios para favorecer la alfabetización digital a gran escala, puesto que se prevé que cada uno de los alumnos cuente con este dispositivo en el aula
La OLPC pregona cinco principios centrales: (1)
chico propietario; (2) edades bajas; (3) saturación de la población escolar; (4) todos conectados; y (5)software abierto y libre.
Según explican los responsables del proyecto, las prácticas actuales de las escuelas serán enriquecidas por el acceso a material, contenido, software, experiencia y soporte electrónico. Los contenidos pueden ser actualizados constantemente a menor costo, con la capacidad de los maestros de elegir el material apropiado a las necesidades locales, alumnos específicos, inclusive cotidianamente ya que todo estará disponible digitalmente en la red. Las laptops también permitirán el desarrollo profesional de los maestros, apoyo de sus pares, el desarrollo de comunidades de educandos y educadores, y la creación y divulgación de material local.
El proyecto ha generado grandes expectativas y miradas a favor y en contra. Precisamente la insistencia del propio grupo organizador en un uso pedagógico autoorganizado, prescindente del rol del docente, no orientado a usos curriculares e insinuando básicamente que no importa lo que pase en la escuela porque el aprendizaje igual se dará fuera de la misma es uno de los puntos que más controversias levanta.
El producto de Intel apunta a este punto controversial para diferenciarse, haciendo hincapié en la capacitación docente como herramienta indispensable para la implementación del programa. Los detalles desalentadores de su propuesta son que se apoyan en software comerciales y sugieren que la laptop sea propiedad de la escuela pasando a desarrollar un uso similar al de los “laboratorios de informática” actuales.

Oficialmente se sugiere que las computadoras podrían estar disponibles para fin de año, pero todavía son muchos los interrogantes y los puntos oscuros.
En principio no se ve que este proyecto recoja los interesantes desarrollos de aquellos docentes con competencias tecnológicas o interesados en adquirirlas, que hace rato que están experimentando con producciones colaborativas y las posibilidades que brindan las herramientas de la web 2.0.
Por otra parte un entrenamiento intensivo de los docentes (por lo menos de los que estén interesados en ello) en el tiempo que falta para la implementación del proyecto, daría un marco innovador más serio y completo que permita la concreción de mejores resultados acordes al esfuerzo económico necesario para su consumación.

Traigo este tema acá, precisamente por estar el blog inmerso en una situación de reflexión sobre el papel de las nuevas tecnologías en la educación y el rol del docente en este marco, y la pregunta del título apunta a buscar una respuesta entre todos. Espero sus comentarios.


2 comentarios:

Daniel I. Krichman dijo...

Hola Analía:
Dos cosas quiero decirte: La primera es que me gusta mucho cómo viene este blog que estás haciendo. En el tiempo que lleva en línea ha dado grandes pasos y eso es buenísimo. Mis felicitaciones por eso!.
La segunda es que tu preocupación por OLPC me hizo volver a publicar algo de lo que escribí hace un año sobre el tema y que me generó algún tirón de orejas de parte de algún encumbrado funcionario... Ladran Sancho... ¿no?
está en El Tilo de Olivos
Me parece interesante la perspectiva desde dónde lo planteás. También me parece bueno que hayas usado la plataforma de la Diplo para lanzarlo (yo voy a repetir este comentario allí también), porque creo que el éxito del proyecto tiene que ver con lo que hagamos los docentes como comunidad. Y el primer paso es salir de la indiferencia y empezar a pensar lo que cada uno pueda.
La seguimos, si te parece!
Te dejo un abrazo
danielk

Daniel I. Krichman dijo...

Hola Analía: soy yo otra vez. Es para corregir el enlace al postde El Tilo de Olivos. El que anda es: http://eltilodeolivos.com.ar/?p=93
Tuve un problema el viernes a la noche y debí republicar la nota.
Saludos
danielk